¿Realmente las marcas prefieren fans o clientes?

Últimamente veo muchos artículos en los que se intenta dar respuesta a la pregunta de si realmente las marcas prefieren fans o clientes, y personalmente creo que no es tan fácil la respuesta como algunos se aventuran a dar… pues considero que lo que realmente se debería buscar es una nueva figura que sería la óptima: el “fancliente“…

La famosa frase ““Los clientes te dan dinero, los fans te dan su corazón”, tiene toda la razón del mundo, pero también podríamos plantearnos la reflexión de si acaso ¿las marcas viven, pagan sus impuestos, sueldos y dan beneficios con el corazón de los fans o con el dinero de sus clientes?

Obviamente existen innumerables razones para defender los fans versus los clientes:

  • Aunque un fan no compre nunca a la marca, seguramente traerá un mínimo de tres nuevos clientes para la misma.
  • El cliente en estos momentos es muy infiel a las marcas, mientra que el fan es todo lo contrario, las lleva y siente en su “corazoncito”.
  • El cliente generalmente valora como primera opción el precio más económico, mientras que el fan se siente perteneciente a la “comunidad” de la marca y es capaz de pagar más por la misma, el precio tiene menor relevancia en la acción de compra.
  • Los clientes critican y penalizan cualquier fallo en las marcas, sin embargo los fans las entienden, disculpan y perdonan.
  • La consecución de un cliente normalmente supone una importante inversión en marketing y publicidad, mientras que un fan hace la mejor publicidad a la marca de forma gratuita.
  • Un cliente o clientes insatisfechos con la marca son capaces de generar una crisis de reputación online para la misma, mientras que los fans contrarrestarán, ayudarán y apoyarán a la marca para superarla.
  • y así un largo etcétera…

Pero obviamente, creo e insisto que no podemos quedarnos solo con fans, pues las marcas tienen detrás empresas con un objetivo claro de dar beneficios y para ello deben conseguir y mantener clientes… entonces ¿que debemos hacer?

Creo que debemos buscar, como comenté al principio, el fancliente que simplemente, y tan complejo como podamos imaginar, debe ser un cliente fidelizado teniendo en cuenta factores emocionales.

Pues hasta ahora las marcas se han ocupado de captar clientes nuevos (para ello han dedicado verdaderas fortunas), en segundo lugar han invertido, pero mucho menos, en fidelizar algunos de sus clientes con planes, casi siempre relacionados con temas materiales (regalos, bonos, viajes a cambio de, concursos, descuentos, …). Pero sin embargo ha llegado el momento de cambiar y conseguir planes de fidelización emocionales, es decir, ha llegado el momento de conseguir unir fidelización del cliente y fan.

De este modo tendríamos clientes fieles y unidos emocionalmente a la marca, al mismo tiempo que fans rentables para la misma. Obviamente esto no es fácil, porque supone romper con muchas reglas pre-establecidas, pero tampoco es optativo, pues en un futuro a corto plazo una marca sin fans no creo que pueda sobrevivir, pero igualmente marcas que no sepan monetizar sus grandes masas de fans puede ser que tampoco puedan hacerlo.

¿Y tu que opinas respecto a este tema?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
RSS
Twitter
LinkedIn